»
SCJN determina que expresiones 'puñal o 'maricón' fomentan la discriminación

SCJN determina que expresiones 'puñal o 'maricón' fomentan la discriminación

COLABORADOR: Isabel González
SCJN determina que expresiones 'puñal o 'maricón' fomentan la discriminación

 La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dictaminó que expresiones como “puñal”  o “maricón” son homófobas, pues fomentan la discriminación y la intolerancia hacia las personas homosexuales.

El criterio fue aprobado por mayoría de tres votos de los integrantes de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al resolver el juicio de amparo directo 2806/2012, originado por un conflicto entre periodistas en el estado de Puebla.

Expresiones de esa naturaleza pueden derivar en demandas por daño moral dado su carácter discriminatorio, estableció la Corte en su fallo votado durante la sesión pública de ayer.

“Las expresiones homófobas, esto es, el discurso consistente en inferir que la homosexualidad no es una opción sexual válida, sino una condición de inferioridad, constituyen manifestaciones discriminatorias, ello a pesar de que se emitan en un sentido burlesco, ya que mediante las mismas se incita, promueve y justifica la intolerancia hacia la homosexualidad”, indica el fallo de la Corte.

Los ministros Jorge Pardo Rebolledo, Olga Sánchez Cordero de García Villegas y Arturo Zaldívar Lelo de Larrea se mostraron a favor, en tanto que José Ramón Cossío y Alfredo Gutiérrez se pronunciaron en contra de la negativa del amparo.

Incluso, se destacó que las expresiones en agravio de los homosexuales se encuentran en el ámbito de un discurso de odio, porque tienden a menospreciar a quienes forman parte de este grupo social y genera un trato hostil hacia ellos.

“Las manifestaciones homófobas son una categoría de discursos del odio, los cuales se identifican por provocar o fomentar el rechazo hacia un grupo social. La problemática social de tales discursos radica en que, mediante las expresiones de menosprecio e insulto que contienen, los mismos generan sentimientos sociales de hostilidad contra personas o grupos”, expuso el fallo.

Los ministros también puntualizaron que aun cuando palabras como “maricón” o “puñal” se encuentran fuertemente arraigadas en la sociedad mexicana, estas expresiones no pueden convalidar violaciones a los derechos humanos de las personas.

Se aclaró que cuando este tipo de expresiones sean empleadas en “estudios de índole científica o artística”  no se actualizarán dentro del discurso del odio o la homofobia.

El origen del caso se remonta hacia el año 2010, cuando el dueño del periódico Síntesis, en Puebla, Armando Prida Huerta, demandó a Enrique Ñúñez, del diario Intolerancia (http://www.intoleranciadiario.com/), porque este último aseguró en su columna de agosto de 2009 que era “puñal” y que “maricones” se dedicaban a escribir en su empresa periodística.

Derivado de la interposición de la demanda, dos tribunales judiciales en materia civil en Puebla condenaron a Núñez Quiroz a indemnizar a Prida, quien promovió un amparo contra la sentencia ante el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil en Puebla y mismo que le dio la razón al estimar que, si bien las expresiones empleadas por el columnista pudieron molestar al agraviado, no fueron lo suficientemente desproporcionados respecto al honor de Prida Huerta, al haberse dado en medio de un debate periodístico.

El caso llegó hasta el máximo tribunal judicial del país y concluyó con el criterio descrito.

Uso común

El uso de estos términos no convalida violación a los derechos humanos.

Los ministros aseguraron que aunque palabras como “maricón” o “puñal” se encuentran fuertemente arraigadas en la sociedad, estas expresiones no pueden convalidar violaciones a los derechos humanos.

En el caso de “marica” o “maricón”, el uso es tan común que está definido por el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

¿QUÉ OPINAS?
SIGUE IMAGEN RADIO
  • Facebook

  • Twitter

  • Google +

  • Youtube