» Saltar publicidad
Este anuncio se cerrará automáticamente en
»
»
Ofrenda un elemento fundamental en la tradición mexicana

Ofrenda un elemento fundamental en la tradición mexicana

Ofrenda un elemento fundamental en la tradición mexicana Ofrenda un elemento fundamental en la tradición mexicana
POR: María Érika De la Luz Márquez Última actualización 09 / Noviembre / 2012

María Érika De la Luz Márquez

Noviembre está lleno del misterio de nuestras tradiciones del Día de muertos, tan solo falta pasar por los mercados y observar cómo se llenan del colorido y aroma de  las flores de cempasúchil que adornan las ofrendas parte fundamental en la tradición del Día de Muertos y cuyo fin es agasajar con suculentos manjares  a los muertos.

El altar de muertos simboliza nuestras creencias para rendir tributo a los familiares ya fallecidos.

 

La representación del altar de muertos varía según las regiones ya que en nuestro país hay una gran diversidad.

Un ejemplo es que algunos altares son de un solo nivel mientras que otros tienen más pues representan el mundo material y el inmaterial o los cuatro elementos.

Los altares de dos niveles representan la división del cielo y la tierra; los de tres niveles representan el cielo, la tierra y el inframundo; los de siete niveles representan los que debe atravesar el alma del fallecido para poder llegar al descanso eterno. 

 

Nuestros antepasados creían que existía un proceso para nacer y otro para morir. Por eso cuando el alma abandona el cuerpo físico debe pasar una serie de pruebas para purificar su alma y así trascender a la vida eterna.

En las ofrendas se perciben diversos aromas como los de la comida, la fruta, las bebidas, además se incluyen diversos elementos aromáticos que simbolizan la purificación del alma como la mirra el incienso y el copal se cree que el aroma de estos tres es capaz de guiar o atraer a los difuntos a su ofrenda.

En algunas regiones acostumbran colocar en las ofrendas un arco hecho de carrizo que simbolizan la puerta de entrada al mundo de los muertos.

 

 

También podemos observar el papel picado que da color en estas fechas y esto se debe a que cumplen la función de representar el viento aunque lo que utilizaban originalmente era papel amate y en este en lugar de perforarle la forma, se pintaban dibujos.

En las ofrendas nunca falta la representación del fuego con  veladoras, también encontramos la representación del agua y se utiliza para calmar la sed del espíritu, también se representación de la tierra con diversas semillas, frutos, especias y otras bondades de la naturaleza. 

Las flores fungen como adorno en todo altar y sepulcro durante esta época además de esta colorida flor podemos encontrar  la flor  nube y el moco de pavo.

En particular la razón de la presencia de la flor cempasúchil obedece a   que es la flor de temporada pero también por el significado que se le da por el color amarillo que representa la luz  del sol y se utiliza para ayudar a los muertos a encontrar el camino de regreso a casa.

 

En una ofrenda no pueden faltar las calaveras de dulce

que hacen alusión a la muerte, estas pueden ser de azúcar o de chocolate.

Estas representan una burla hacia la muerte, a algunas  se les escribe en la frente el nombre de una persona viva que se burla de la muerte o bien el nombre del familiar muerto como símbolo de invitado de honor a esta ofrenda.

El origen de las calaveritas esta relacionarse con el tzompantli, una hilera de cráneos de guerreros sacrificados colocados en un palo.

Según la tradición la comida que se coloque en la ofrenda debe ser del agrado del fallecido. Es frecuente ver el mole con arroz, pozole, tacos, tamales, enchiladas, rajas con papa, tlacoyos presente en muchos altares.

También se incluyen frutos de temporada como la calabaza, el tejocote y jícama, naranja, mandarina, lima y alimentos hechos de maíz.

 

 

En los altares se incluyen prendas del ya fallecido y objetos del oficio al que se dedicaba.

También se puede colocar un rosario, una cruz, imágenes de santos-

 

Este ritual comienza desde que se colocan los niveles de la ofrenda y  cuando se encienden las velas del altar y los familiares ahí reunidos susurran los nombres de los difuntos esto como invitación al gran banquete, se reza pidiendo que lleguen con bien, posteriormente con la ofrenda puesta los familiares se sientan a la mesa y comparten la comida preparada para la reunión con sus seres amados que han trascendido la vida.

 

 

El ritual de Día de muertos

Comienza cuando una persona de la casa enciende las velas del altar susurrando los nombres de los difuntos, se reza pidiendo el favor de Dios para que lleguen con bien, los familiares se sientan a la mesa y comparten la comida preparada para el festín, escuchando música del agrado del difunto, se habla sobre las novedades de la familia, se recuerdan anécdotas del difunto y se pide por la intercesión del difunto a Dios.

En algunos lugares acostumbran acompañar al muerto hasta el panteón, el festejo es un reencuentro, aunque breve, feliz, con la promesa de alcanzarlos en el más allá, llegado el momento.

Al término se apagan las veladoras y se despide a los espíritus, deseándoles buen viaje de regreso al más allá y pidiéndoles que retornen el próximo año. Además de que todo lo que lleva la ofrenda se reparte entre las personas que realizaron dicho acontecimiento.

Lo que pasa en la red:
¿QUÉ PIENSAS?, COMPARTE TU OPINIÓN
SIGUE IMAGEN RADIO
  • Facebook

  • Twitter

  • Youtube